Skip to content

Ahora es el momento para que las empresas adopten planes de acciones en lugar de planes de pensiones para los empleados españoles

spanish-stock-vs-pension-plans-optimized

Planes de pensiones frente a planes de acciones en España

Nunca es un mal momento para adoptar el modelo de titularidad para empleados, pero a raíz de los cambios recientes y en curso sobre el tratamiento de los planes de pensiones en España, puede que sea el momento ideal para lanzar y promover planes de incentivos en acciones en las compañías que cuentan con {1}empleados en España{1}.

Los planes de pensiones ya no son tan beneficiosos

Las reformas introducidas en España por la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 y 2022 han reducido significativamente las deducciones fiscales disponibles para los planes de pensiones personales, con una disminución del límite de 8,000{sp}€ a 2,000{sp}€ el pasado año y a 1,500{sp}€ este año, por lo que los contribuyentes están más dispuestos a buscar alternativas para asegurar su futuro financiero o simplemente para complementar sus ingresos, lo que significa que es el momento idóneo para tratar de introducir planes de acciones para empleados que pueden satisfacer las necesidades de las empresas y de los trabajadores.

¿Por qué optar por planes de acciones para los empleados?

Las empresas deciden introducir los planes de acciones para empleados por muchos motivos, pero normalmente los objetivos clave están relacionados con la retención del talento y la mejora del rendimiento diario individual en el trabajo. El desafío para las empresas es identificar los planes de acciones que satisfacen sus necesidades y que, al mismo tiempo, resultan atractivos para los empleados. En otras palabras, tiene que ser una propuesta en la que todos ganan; una empresa solo introducirá un programa que esté en línea con sus objetivos, pero ese plan también tiene que abordar las necesidades de los empleados. De lo contrario, no generará el interés necesario a nivel interno. En particular, si se tienen en cuenta las reformas de los planes de pensiones en curso, que afectan a una enorme cantidad de personas, puede que sea el momento ideal para tratar de introducir un programa que incluya a todos los empleados, en lugar de solo dirigirse, por ejemplo, a los altos ejecutivos.

Plan de Retribución Flexible en Acciones

Beneficios e Idoneidad del Plan

Con esto en mente, un plan de remuneración flexible en acciones puede representar la mejor forma de crecer para empresas públicas y también para algunas privadas. Más adelante ofreceremos más información sobre las empresas privadas, pero, por el momento, centrémonos en cómo llevar a cabo este plan en una compañía cotizada.

Idoneidad

Este tipo de programa está específicamente pensado para todos los empleados. Por tanto, no es discrecional, y hay que ofrecerlo a todos los trabajadores de la empresa. Cualquier que trabaje para una filial española de una empresa matriz que desee introducir este incentivo basado en acciones debe ser incluido y recibir una invitación para participar en el plan.

Beneficios Fiscales

Para explicarlo del modo más sencillo posible, conforme a los términos del programa, los empleados compran o reciben acciones de la empresa y, después, en la tributación por venta de acciones, se benefician de un tratamiento fiscal favorable, asumiendo que todas las normas y condiciones correspondientes se han cumplido.

En el primer caso, a los participantes se les ofrece la opción de comprar acciones de la empresa a través de su salario bruto, en vez de su salario neto, lo que les permite ahorrar en el impuesto sobre la renta y la seguridad social. Dependiendo del salario de la persona, el ahorro rondará en torno al 20-30%. Las acciones adquiridas según el programa deben mantenerse al menos tres años y, siempre que esta condición clave se cumpla, no se aplicará ningún impuesto sobre la renta a las acciones cuando se vendan.

Uno de los atractivos fundamentales del programa son los generosos límites que tiene vinculados. En cada año natural, los empleados pueden usar su salario bruto para comprar acciones de la empresa hasta un valor máximo de 12,000€. Representa uno de los mayores incentivos fiscales para empleados de este tipo disponible en cualquier otro lugar y eclipsa las cifras asociadas a programas similares en Alemania, Italia o Reino Unido, por ejemplo.

Por tanto, es evidente que en un momento en el que los beneficios fiscales respecto a los planes de pensiones han disminuido y continúan reduciéndose, los planes de acciones como este resultarán más atractivos una vez que se expliquen de manera adecuada sus ventajas.

Aunque los términos del plan, tal como funciona en España, permiten que los participantes compren más acciones que sus homólogos en cualquier otro lugar, no existen implicaciones negativas para las empresas sobre la dilución de las participaciones anteriores. No se emiten acciones nuevas en esta fase del proceso. En lugar de eso, todas las transacciones se realizan en el mercado bursátil abierto, en una Bolsa española o en cualquier otra Bolsa del mundo{sp}, y, por tanto, solo implica acciones que ya están en circulación.

No obstante, las empresas también pueden decidir emitir nuevas acciones como parte del programa. A la hora de animar a los empleados a participar, pueden ofrecerse incentivos adicionales, como por ejemplo matching shares, descuentos y complementos adicionales. Por tanto, además de poder comprar acciones por un valor de hasta 12,000€ en el mercado, es posible que los participantes reciban nuevas acciones adicionales de la empresa.

 

Normas del plan: qué necesitas saber

En cuanto a las normas del plan, además de la necesidad de ofrecerlo a todos los empleados y de mantener las acciones durante al menos tres años para poder beneficiarse de las deducciones fiscales, ningún empleado, incluyendo sus familiares directos, puede tener una participación en la sociedad superior al 5%. Todo lo anterior se aplica también a las empresas privadas, por lo que este plan podría ser una buena opción para empresas privadas que están trabajando para una Oferta Pública Inicial o esperan un evento de exit a corto o medio plazo.

Tanto para las empresas privadas como para las públicas, hay varias ventajas asociadas a este programa.

  • Promueve la retención. Una vez que han adherido al plan, los empleados tienen que permanecer en la empresa al menos tres años para maximizar sus beneficios fiscales.
  • Los participantes tienen un interés personal en ver prosperar a la empresa. A su vez, este interés generará mayor motivación y un mejor rendimiento diario en el lugar de trabajo.
  • Como el plan tiene que ofrecerse a todos los empleados, fomenta una cultura de inclusión e igualdad a nivel financiero.

Ponte en contacto hoy mismo para obtener más información

Las ventajas asociadas a este tipo de plan de acciones frente a los planes de pensiones son claras y nunca ha habido un mejor momento para introducirlo en tu empresa. Global Shares puede guiarte paso a paso a lo largo de todo el proceso.

Recuerda: Esta publicación contiene únicamente información general y este artículo no constituye asesoramiento alguno legal, financiero, impositivo, comercial ni profesional, por parte de Global Shares. La Global Shares Academy no suple ningún tipo de asesoramiento profesional y, por tanto, no debe utilizarse como tal. Global Shares no asume ninguna responsabilidad en caso de confiar en la información proporcionada en el presente documento.

Comparte este artículo:

Disfruta de nuestras últimas publicaciones

Elección del editor

Elementos para reflexionar

Regístrate para recibir material sobre una variedad de temas que ayudarán a tu empresa a crecer.