Skip to content

Vesting de acciones: Calendario, Funcionamiento y Ejemplos

Vesting Schedule Example

La compensación en acciones se está haciendo popular, independientemente del tamaño de la empresa. Cuando ofreces a los empleados acciones como parte de su paquete de compensación, es obvio que deseas que resulte atractivo para los empleados y, a su vez, beneficioso para tu empresa.

En este contexto, el vesting de acciones es un componente importante que debes considerar cuando planifiques la compensación en acciones.

En esta publicación, explicaremos los siguientes puntos sobre el vesting:

¿Qué es el vesting?

El Vesting es el proceso mediante el cual se concede el derecho a obtener el 100% de titularidad de un activo. Cuando se otorga a los empleados un activo el primer día, no tienen un control total sobre él hasta que haya pasado el periodo de vesting.

Una vez finalizado el periodo de vesting (también se puede decir que los empleados obtienen el otorgamiento total), poseen el activo y pueden ejercerlo (esto es, comprarlo) o venderlo.

¿Cómo funciona el vesting?

El vesting funciona mediante el establecimiento de unos criterios y una programación para convertirse en propietario de un activo. Si no se cumplen los criterios o la programación, no se concederá la titularidad completa de las acciones. El vesting se basa fundamentalmente en tres criterios: consecución de un hito, duración del servicio y una combinación de ambos.

– Consecución de un hito: Si un activo tiene un requisito de vesting basado en un hito, el beneficiario podrá conseguirlo cuando la empresa alcance el hito (p.ej.,salida a Bolsa, objetivo de rendimiento, etc.).

– Duración del servicio: Si un activo tiene un periodo de vesting de 3 años, el beneficiario tendrá que esperar 3 años antes de obtener la plena titularidad del activo. El vesting basado en el tiempo es más común que el vesting basado en hitos.

Combinación de ambos

Haz clic en el botón de abajo y habla con nosotros si tienes alguna pregunta sobre las normas de vesting.

Calendario de vesting: cliff vesting, vesting gradual y vesting inmediato

Año(s) completo(s) de servicio
Cliff Vesting (más de 3 años)
Vesting Gradual (más de 6 años)
Vesting Inmediato
1
0%
0%
100%
2
0%
20%
Nil
3
100%
40%
Nil
4
Nil
60%
Nil
5
Nil
80%
Nil
6
Nil
100%
Nil

Cliff vesting:

En el cliff vesting, los empleados tienen que permanecer un periodo de tiempo determinado en la organización antes de poder obtener la plena titularidad del activo.

Imagina que ofreces a tus empleados un derecho de opción sobre 300 acciones con un programa de cliff vesting de 3 años. Esto significa que no pueden ejercerlas (es decir, comprarlas) hasta dentro de 3 años. Pasado el periodo de vesting de 3 años, pueden ejercerlas al precio acordado inicialmente (es decir, el precio de ejercicio) y vender las acciones vesteadas.

Vesting gradual:

En el vesting gradual, adquieren gradualmente los derechos de un porcentaje cada vez mayor.

Vuelves a ofrecer a tus empleados un derecho de opción sobre 300 acciones con un periodo de vesting gradual de 6 años. Tras el primer año de empleo, recibirían 60 acciones (20% del total de las acciones) que les pertenecerán en su totalidad, y pueden ejercer y vender esta porción. El siguiente año, 60 más, y 60 acciones más el otro, y así sucesivamente.

Vesting Inmediato:

El vesting inmediato, no es tan común como los otros dos, porque no requiere que el beneficiario espere antes de obtener la titularidad de las acciones. Esto significa que pueden ejercer o vender las acciones inmediatamente.

¿Qué sucede con las acciones vesteadas cuando un empleado se va de la empresa?

Cuando un empleado se va de la empresa, normalmente puede conservar las acciones maduradas, mientras que aquellas no maduradas se perderán. Seguimos con el mismo ejemplo en el que ofreces a tus empleados unos derechos de opciones sobre 300 acciones con un programa de cliff vesting de 3 años.

Si se marchan antes de cumplir los 3 años, no obtendrán ninguna opción. Si el vesting es gradual y solo han cumplido el vesting correspondiente a 100 acciones antes de marcharse, pueden ganar solo esas 100 acciones, pero no las otras 200.

Nota importante: Por norma general, las stock options vencen en un plazo máximo de 90 días a partir de la salida de la empresa, por lo que podrían perder sus opciones si no las ejercen en el plazo máximo de 90 días.

Para muchos empleados, es importante programar su fecha de salida para maximizar la cantidad de acciones vesteadas, si creen que las acciones de la empresa son valiosas. Por tanto, para ti, como empleador, es importante que establezcas el calendario de vesting correcto. Seguir leyendo.

¿Por qué es importante hacer bien tu calendario de vesting de las acciones?

Como ya hemos mencionado, los empleados suelen tener en cuenta el vesting de las acciones cuando toman la decisión de marcharse. Si lo haces bien, es probable que los buenos empleados se queden más tiempo.

En el panorama de la competencia global por el mejor talento, las empresas tecnológicas están modificando sus estrategias de vesting de acciones para retenerlos. (Ir a la idea 5)

¿Qué sucede con los que no tienen un buen rendimiento? Esto es lo bueno de un calendario de vesting. Si lo haces bien, puedes proteger a tu empresa en caso de que tus nuevos empleados no tengan un buen rendimiento. (Ir a la idea 4)

Echemos un vistazo a algunos ejemplos para que veas dónde está el equilibrio.

Ejemplos de vesting

Idea 1: Periodo de cliff vesting de 4 años – Puede que suene atractivo para la empresa, porque puede retener a los empleados durante más tiempo. Pero, siendo realistas, una bonificación dentro de más de 4 años, independientemente de lo grande que sea, no es probable que influya en el comportamiento. En la actualidad, los jóvenes empleados cambian de trabajo cada 2,4 años.

Idea 2: Un vesting inmediato para ciertos empleados – Aunque este enfoque no es común porque no motiva a los empleados a quedarse, puedes usarlo para recompensar a algunos empleados clave, p.ej., los que trabajan para la empresa desde hace mucho tiempo. Como el calendario de vesting no tiene que ser el mismo para todos los empleados, puedes personalizar el plan de compensación en acciones para ellos.

Idea 3: Periodo de cliff vesting de 1 año con un periodo de 4 años – Esta idea es similar a la primera, pero permite que los empleados reciban una parte de las acciones (p.ej., 1000 de las 4000 acciones) después del primer año. De esa manera, pueden ejercer las acciones o venderlas para obtener beneficios. Después de eso, el vesting se completa mensualmente.

Esto es un calendario de vesting común entre las empresas privadas. Por supuesto, algunos empleados pueden pensar: »¿Por qué poner todos los huevos en la misma canasta?» Así que solo se quedan un año y se marchan tras alcanzar la fecha límite para hacer lo mismo en otra empresa. Esto inspira a algunas empresas a usar otra estrategia: la idea 4.

1-year-cliff-vesting-over-4-years
1-year-cliff-vesting-over-4-years

Idea 4: Calendario de vesting desigual con un periodo de 4 años – Una empresa tecnológica ofrece a sus empleados unidades de acciones restringidas con un periodo de vesting de 4 años. Durante el primer año, solo se obtiene el 5% de las acciones. Tras el segundo año, se consigue la plena titularidad del 15% de las acciones. Sin embargo, se produce un gran salto en el tercer y cuarto año en los que se asigna la titularidad plena del 40% de las RSU por cada año.

Año 1
Año 2
Año 3
Año 4
Total
Vesting de RSU
5%
15%
40%
40%
100%

Si los empleados decidieran marcharse tras el primer año, dejarían atrás el 95% de sus acciones. Si creen que las acciones de la empresa serán valiosas a largo plazo, esta es una forma estupenda de incentivarlos a quedarse más tiempo para obtener la titularidad plena de una mayor proporción de sus acciones.

Este enfoque también es bueno para los empleadores, porque te proporciona el tiempo suficiente para evaluar el rendimiento del personal y dejar que los empleados con bajo rendimiento se vayan antes de recibir la mayor parte de los pagos por sus acciones. Imagínate si disponen de un gran número de acciones de la empresa cuando se van y, peor aún, si tú no puedes comprarlas de nuevo.

Idea 5: No existe ninguna norma que defina las MEJORES normas de vesting, pero sé flexible – Si encuentras a un candidato perfecto, escucha lo que tenga que decirte e intenta ser flexible. Algunas empresas están dispuestas a ofrecer un cliff de 6 meses a quienes realmente desean contratar. Lee los ejemplos siguientes.

Aunque no existe el periodo de vesting perfecto para un plan de compensación en acciones, ser flexible puede ser una estrategia en la que todos ganan. A los empleados el plan les parece atractivo y están dispuestos a unirse al equipo y también sienten que la dirección es comprensiva a la hora de tratar con el personal. Y tú, como empleador, contratas a la persona adecuada para que la empresa crezca.

Amazon está considerando pasar a un calendario de vesting mensual (desde la actual programación anual) para empleados de nivel 7 o superior. Google ha pasado a un vesting más anticipado para sus RSU: de un vesting del 25% cada año por igual a otro de un 33% por año para los dos primeros años de empleo. (Fuente: Forbes 2022)

Cómo os podemos ayudar con vesting

En Global Shares, hemos ayudado a empresas de todos los tamaños y ubicaciones a lanzar sus propios planes de compensación en acciones. A continuación, te ofrecemos algunos factores clave que debes considerar al establecer las normas de vesting:

  • Objetivos de la empresa y escala de operaciones (el vesting basado en el tiempo aumenta la lealtad de los empleados mientras que el vesting basado en hitos se centra en el rendimiento)
  • Calibre del nuevo empleado (Sé flexible con candidatos de gran calibre en lo que concierne a la compensación en acciones, como se ha mencionado en la idea 5)
  • Contribución del empleado a la empresa (El vesting inmediato puede considerarse para recompensar a empleados clave)
  • Posición del empleado en la organización (lo mismo que arriba)
  • Implicación de la Junta (La junta directiva debe aprobar los detalles del vesting)
  • Competencia (Sé flexible cuando otros están pasando de un vesting anual a otro trimestral)

Una vez tengas solucionados los detalles del plan, el siguiente paso importante es la gestión de las acciones. Nuestra plataforma especialmente diseñada ayuda a simplificar todo el proceso de administración de las acciones, incluida la gestión de diferentes tipos de vesting.

A través de la plataforma de Global Shares, puedes configurar, seguir y automatizar todas los calendarios de vesting de tus empleados desde un lugar seguro, lo que significa que dedicas menos tiempo a la administración y gestión de complicadas hojas de cálculo.

Podemos ayudar tanto a startups como a empresas públicas a llevar al siguiente nivel su plan en acciones para empleados.

Si deseas obtener más información sobre la compensación en acciones, consulta nuestra serie  ‘la compensación en acciones explicada’. Tanto si acabas de iniciarte en la compensación en acciones como si deseas mejorar tus conocimientos, hemos seleccionado una biblioteca de recursos para ayudarte a descubrirlo todo sobre el mundo de la compensación en acciones para empleados.

Si deseas asegurarte de que tus acciones están en buenas manos, contacta con nosotros para solicitar una demo gratuita hoy mismo.

Preguntas frecuentes sobre el vesting de las acciones

¿Qué es el vesting?

El vesting es un proceso mediante el cual se concede el derecho a obtener la titularidad plena de un activo, lo que significa que un empleado no tiene el control total sobre él hasta que se haya completado el periodo de vesting. Una vez finalizado, el activo pertenece al empleado y puede ejercerlo o venderlo.

¿Cómo funciona el vesting?

El vesting funciona mediante el establecimiento de unos criterios y una programación para convertirse en propietario de un activo. Si no se cumplen los criterios o la programación, no se concederá la titularidad completa de las acciones y no se podrán ejercer ni vender.

¿Qué es un calendario de vesting?

A través de un calendario de vesting, un beneficiario puede obtener los derechos de titularidad de un activo con el tiempo. Existen tres tipos de calendario de vesting: cliff vesting, vesting gradual y vesting inmediato. Las asignaciones de acciones, stock options y RSU casi siempre están sujetas a un calendario de vesting.

¿Qué es el cliff vesting?

En el cliff vesting, los empleados tienen que permanecer un periodo de tiempo determinado en la organización antes de poder obtener la plena titularidad del activo. Si un empleado se va antes de la fecha límite, no recibirá ninguna acción.

¿Qué sucede con las acciones vesteadas cuando te vas de la empresa?

Cuando te vas de la empresa, normalmente puedes conservar las acciones maduradas mientras que aquellas no maduradas se perderán (y suelen volver al fondo de acciones de la empresa). Por norma general, las stock options vencen en un plazo máximo de 90 días a partir de la salida de la empresa, por lo que podrías perder tus opciones si no las ejerces en el plazo máximo de 90 días.

Recuerda: Esta publicación contiene únicamente información general y este artículo no constituye asesoramiento alguno legal, financiero, impositivo, comercial ni profesional, por parte de Global Shares. La Global Shares Academy no suple ningún tipo de asesoramiento profesional y, por tanto, no debe utilizarse como tal. Global Shares no asume ninguna responsabilidad en caso de confiar en la información proporcionada en el presente documento.

Comparte este artículo:

Disfruta de nuestras últimas publicaciones

Elementos para reflexionar

Regístrate para recibir material sobre una variedad de temas que ayudarán a tu empresa a crecer.